> Fundación Global Nature / Proyectos / Introducción a los proyectos de Turismo y Medio Ambiente

PROYECTOS DE TURISMO Y MEDIO AMBIENTE

 



FUNDACION GLOBAL NATURE/ CENEAM- PROGRAMA DE FORMACIÓN AMBIENTAL AULA ABIERTA 2004:

CURSO SOBRE BUENAS PRÁCTICAS EN INSTALACIONES TURÍSTICAS Y ACTIVIDADES RECREATIVAS. VALSAÍN (SEGOVIA). 8-12 DE NOVIEMBRE DE 2004

 

PROYECTO ECOTRANS

 

PROYECTO LIFE VISIT

 
 

La industria turística es una de las industrias que más desarrollo ha experimentado en los últimos años. Países o lugares concretos con posibilidad de ofertar sus riquezas naturales, históricas o culturales, han ido entrando en circuitos gobernados por agencias, cadenas hoteleras, medios de transporte...Alrededor del turismo se han creado nuevas profesiones y millones de puestos de trabajo. El ocio se ha hecho negocio. La naturaleza, como entorno ideal para romper con el ritmo de la gran ciudad, y en especial las zonas costeras, sufren el impacto de una gran avalancha humana: miles de personas de todas las edades son a veces incapaces de cambiar de hábitos aunque cambien el paisaje urbano por las montañas o el mar.

Es aquí donde empieza a diversificarse la oferta. Los que buscan sol, playa y diversión saben donde ir. Los que quieren además enriquecer su acervo cultural, visitar lugares históricos o conocer otros pueblos, pueden hacerlo si pueden pagarlo. El cliente exige y se informa cada vez más. Junto a ello, surge la preocupación, todavía insuficiente, por un turismo sostenible. Una dura lucha contra la especulación, el negocio o el ansia por ser de los que al regresar, muestran las fotografías del exótico lugar visitado o el bello color de la piel curtida al sol.

Las vacaciones pueden ser eso o tal vez no. Hay otros modos de encontrarse ociosamente con la vida, las personas y la naturaleza. Y para quienes se atreven a intentarlo quizás se convierta en el mejor modo de descansar, que de eso se trata.

Por turismo sostenible se entiende aquel turismo consciente y responsable que permite el desarrollo sostenible de la comunidad donde se desarrolla, esto es, atiende a las necesidades del presente sin poner en peligro la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer a las suyas propias. Para conseguirlo, cualquier tipo de producto turístico debe promover, al menos, los siguientes objetivos básicos:

- Entender el significado de las contribuciones que el turismo hace a la economía y al medio ambiente y concienciar a la población al respecto.
- Mejorar la calidad de vida de la comunidad anfitriona.
- Promover el desarrollo del patrimonio cultural y natural.
- Proteger el medio ambiente para evitar su deterioro y destrucción.
- Lograr, y mantener, que no se afecte al medio natural y al equilibrio biológico y cultural del destino.

Esta definición tan genérica puede aplicarse en cualquier ámbito turístico, y no necesariamente al llamado "turismo rural" o "ecoturismo" exclusivamente.

Pero es este segmento turístico el que en la actualidad, experimenta un mayor crecimiento en el mundo de acuerdo a los informes de la Organización Mundial del Turismo (OMT). Mientras que el llamado "turismo tradicional" registra un crecimiento del 7,5% al año, el ecoturismo o turismo rural registra un 20% de crecimiento, y supone ya un 5% del turismo mundial. Para la próxima década, incluso, se espera que alcance hasta el 10% del turismo mundial.

Todavía son más espectaculares los datos cuantitativos anuales según esta misma fuente: al año se producen más de 600 millones de desplazamientos de al menos 1 noche de pernoctación fuera de los países de origen, ya sea por ocio o por negocio, y más de 2.000 millones dentro de cada país. Y casi la mitad, ocurren en Europa, sobre todo en las regiones alpina y mediterránea.

Tampoco podemos olvidar que el turismo en España es el primer sector económico: en datos de la Secretaría General de Turismo, del Ministerio de Economía, el sector turístico representa más del 10% del PIB, supone unos ingresos en divisas más de 4,5 billones de pesetas, ocupa cerca del 10% de la población, representa más de 1.300.000 empleos directos e indirectos, y un crecimiento anual del 10% (datos de 1.998).

Aunque esos resultados son muy alentadores, y cada año, son más, los empresarios que ofrecen productos de turismo ecológico, aún existe una gran carencia institucional a la hora de evaluar las requisitos indispensables que dichos servicios deben cumplir para ser ambientalmente aceptables. Este vacío ha producido la proliferación de una gran variedad de distintivos ambientales o de calidad en el sector turístico (actualmente existen 48 ecoetiquetas públicas y privadas a nivel europeo: en España, la Certificación ISO 14.001, la Q Turística, el Distintivo de Garantía de Calidad Ambiental, la Marca de Calidad Ambiental de Cataluña…), que unido a exitosas campañas de marketing de otros productos mal llamados ecológicos ha producido un gran desconcierto entre el consumidor, que a la hora de la verdad, no sabe realmente la bondad ecológica del producto que adquiere ni sabe donde informarse convenientemente.

Con motivo de la declaración el 15 de diciembre de 1998 (resolución 53/200), por la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) del año 2.002 como el Año Internacional del Ecoturismo, se espera que se potencie la cooperación entre gobiernos, organizaciones internacionales y regionales y ONGs para clarificar la definición de ecoturismo, el etiquetado de productos turísticos ecológicos, la integración del desarrollo sostenible en la industria turística,… y poder unificar los variados criterios de evaluación existentes en la actualidad en el sector. De este modo, el consumidor sabrá sin ninguna duda qué tipo de paquete turístico adquiere.

En definitiva, todos nosotros podemos contribuir con la conservación de nuestro entorno natural practicando un turismo que no dañe a nuestro ecosistema, un turismo que se diferencie del típico y tradicional turismo de "Sol y Playa", donde el consumismo y la diversión a veces mal entendida no hacen más que degradar sustancialmente el medio ambiente. Además, con un turismo responsable, encontraremos una vía de entretenimiento más sana, y eficaz para nuestro propio conocimiento, a través de la prácticas de deportes alternativos y el estudio de la naturaleza.

 

 

 


[inicio] [novedades] [quiénes somos] [proyectos] [proyectos life ] [áreas - centros] [flora y fauna] [patrocinadores][colaboradores]
[actividades y cursos] [voluntariado] [publicaciones] [enlaces de interés] [galería de imágenes ] [contactar] [mapa web]


© Copyright 2005. Todos los Derechos Reservados
La Fundación 2001 Global Nature es una entidad privada de ámbito nacional y de carácter benéfico docente, sin ánimo de lucro, inscrita en el Registro de Fundaciones del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte con el número nacional 382.
Los fines fundacionales son la conservación, protección y ordenación del medio ambiente.